Maíz y Fumonisinas

Las Fumonisinas vuelven a hacer hablar a los expertos. Son micotoxinas del maíz producidas por un hongo, el Fusarium verticillioides (1).

La IARC ha establecido que la fumonisina B1 podría ser un promotor tumoral para la especie humana. Estudios de cancero génesis han evidenciado que las fumonisinas inducen a la formación de nódulos hiperplasticos en las ratas mientras que en los seres humanos inducen a daños oxidativos y la proliferación celular. La fumonisina B1 – no genotoxica – es un cancerígeno completo, o sea tiene la capacidad de producir cáncer en las células normales con la propiedad de iniciador, promotor y progresor.

En la figura, el posible mecanismo de acción, que ve la alteración del metabolismo de los esfingolipidos – importantes moléculas para el mantenimiento de la estructura y función celular.

mec32.jpg

¿Los celiacos entonces están en alto riesgo, visto que en la alimentación gluten-free el maíz es muy utilizado? Por los análisis de los datos a hoy disponibles no parece que haya una estrecha relación entre alimentación a base de productos derivados del maíz y una mayor exposición a la acción toxica de las micotoxinas. El problema de una micotoxicosis aguda o crónica concierne a la población en general.

Para mayor claridad hacia los celiacos el Instituto Superior de Sanidad de acuerdo con el AIC, ha activado un proyecto trienal con el objetivo de asegurar de manera cuantitativa el eventual riesgo al cual los celiacos podrían estar expuestos como consecuencia del consumo de alimentos a base de maíz.

Al momento se establecieron nuevos limites de ley para las fumonisinas en los cereales destinados al consumo humano (1 de julio 2006 Reg. CE n. 865/2005) y además con el fin de reducir el riesgo, se ha pensado al desarrollo de un sistema integrado del tipo HACCP que debería utilizar los principios generales de las buenas practicas agrícolas y de las buenas practicas de producción.

Otro dato para no descuidar es que entre las micotoxinas además de las Fumonisinas, encontramos los Zearalenonas (trigo, maíz, cebada, avena, heno), los Tricotecenos (trigo, maíz, cebada, avena); pero también Aflatoxinas de Aspergillus (maní, maíz, nuez, higos, trigo, arroz, leche, queso, huevos …) y Ocratoxinas de Aspergillus y Penicillium (maní, cereales, café, cacao, uva pasa, fruta seca, vino, especie, queso, carne de cerdo conservada…..), todas con efectos nocivos para el hombreo.

Lascia un commento

Il tuo indirizzo email non sarà pubblicato. I campi obbligatori sono contrassegnati *